Web & Presse
Carlos Cruz-Diez: El color en el espacio y en el tiempo
Dossier - Patricia Ianniruberto

01.2012 - 02.2012 

El Malba presenta la retrospectiva del artista franco-venezolano Carlos Cruz-Diez, organizada por el Museum of Fine Arts de Houston (MFAH) y la Cruz-Diez Foundation. La muestra recorre unos sesenta años de su prolífica producción. Cruz–Diez, que reside desde 1960 en París, surgió en la década de los 50, en pleno apogeo del movimiento de arte cinético.
Si bien participó de exposiciones y compartió afinidades con varios artistas cinéticos, nunca se asoció a ellos, dado que la noción de “movimiento” no era la razón de ser de su obra.
Sí le proporcionó el punto de partida para su reflexión plástica, ya que Cruz-Diez dedicó toda su obra a mostrar cómo el color puede transformarse en un acontecimiento autónomo, capaz de invadir el espacio. Investigador de los orígenes del color y sus efectos ópticos, su propuesta se basa en la concepción del color como una realidad independiente, modificable en el tiempo y en el espacio sin intervención de la forma, e incluso sin la necesidad de soporte. Cruz-Diez nos coloca frente a una obra ideada para ser compartida, una fusión entre el artista y el observador. A través de un juego de colores y de reflejos, expresa sus inquietudes y crea un espacio ideal para que su arte pueda ser experimentado. Libera al color del plano bidimensional y en ese entorno interactivo el espectador completa la obra.


El color se va generando a través del movimiento, percepción y desplazamiento del observador, que accede a una vivencia única, desprovista de símbolos y descubre así su propia capacidad de descomponer el color. “Desde un principio, Cruz-Diez enfocó su búsqueda y experimentación en un tema crítico: la investigación del color como un organismo vivo, en constante estado de transformación.
Esta exposición aspira a mostrar sus logros fundamentales y sin precedentes en esta materia”, afirma Mari Carmen Ramírez (curadora de la muestra y Curadora Wortham de Ar te Latinoamericano del International Center for the Arts of the Americas, MFAH). Se trata de un artista central del siglo XX por sus contribuciones teóricas y plásticas a la percepción del color. La muestra ofrece una selección de más de 120 obras realizadas desde 1940. Se incluyen pinturas, dibujos, serigrafías, estructuras y ambientes cromáticos, además de maquetas y un video documental sobre sus proyectos de intervenciones urbanas.
En forma cronológica se exhiben desde los primeros óleos figurativos hasta sus exploraciones sobre el color en movimiento. Hay una selección de cuarenta fisicromías, estructuras que constan de diversos módulos donde se expresan las tres condiciones cromáticas: el color aditivo, el reflejo y el sustractivo. La percepción del espectador cambia según su posición frente a la obra y según la incidencia e intensidad de la luz. La retrospectiva nos permite analizar la evolución tecnológica en la producción de Cruz-Diez: desde el uso de madera pintada a mano y las piezas de cartón hasta el empleo de tiras de aluminio cortadas a máquina e impresas con tecnología digital.
Se exhiben obras clave de sus investigaciones como ‘Color Aditivo e Inducción Cromática’, basada en el fenómeno de persistencia retiniana o post-imagen, mediante el cual es posible visualizar en un único tiempo el color complementario o color inducido. Se presentan además tres obras que apelan a la participación del público: ‘Ambiente Cromointerferente’, donde el visitante ingresa en una habitación pintada de blanco y en la que dos planos de color ondulan, proyectando en paredes y pisos bandas cromáticas en continuo movimiento y produciendo volúmenes. Aquí Cruz-Diez pone en juego la desmaterialización de los objetos, aludiendo a un universo en continuo movimiento. ‘Transcromía’ es una estructura de láminas móviles y transparentes de colores, superpuestas en combinaciones continuas. “A medida que el observador se mueve frente a la obra, los colores cambian debido a su posición, la intensidad de la luz y el color ambiente. Por su transparencia, las transcromías ofrecen una visión de la naturaleza que ha sido modificada por el fenómeno de la sustracción”, explica el artista. ‘Cromosaturación’ es una secuencia de tres espacios donde el artista aísla el color y crea situaciones cromáticas puras. Allí el espectador descubre que el color no existe, que es un fenómeno espacial en continua transformación. En la última sala, dedicada a sus proyectos de arquitectura e intervenciones urbanas, se exponen planos y maquetas, además de un video documental producido por la Cruz-Diez Foundation.
La obra expuesta en el Malba proviene de la colección de la Fundación del Atelier Cruz-Diez en París y en Panamá, del MFAH y de otras grandes colecciones públicas y privadas como las del Tate Museum (Londres), del Centre Georges Pompidou (París), de la Colección Patricia Phelps de Cisneros (Nueva York- Caracas) y Daros Latinamerica (Zúrich).

Carlos Cruz-Diez: El color en el espacio y en el tiempo. Curadora invitada: Mari Carmen Ramírez. Fecha: del 21 de setiembre de 2011 al 5 de marzo de 2012. Lugar: Malba - Fundación Costantini, Salas 5 (2o piso) y 3 (1o piso), Avenida Figueroa Alcorta 3415, Buenos Aires, Argentina. Más información en: www.malba.org.ar

Source :
 Revista Dossier 30 - Patricia Ianniruberto
 

Retour au menu Précédent Suivant
Rechercher
Mot clé
RestaurerRechercher