Web & Presse
Las posibilidades del color descubiertas por Cruz-Diez
El Universal - Sonia Sierra

(23.10.2012) 

El sábado, el MUAC inaugura una muestra con 120 obras del artista venezolano


Si el color suele ser un adjetivo -la puerta café, el árbol verde- el artista venezolano Carlos Cruz-Díez se propuso convertirlo en sustantivo: su obra, su proyecto de vida, ha sido sacar el color de los límites de lo bidimensional y darle una vida propia en el espacio, “un plano autónomo”, en palabras de la curadora de arte Mari Carmen Ramírez.

Mari-Carmen Ramírez supervisando el montaje de la Cromosaturación. © Juan Boites/EL UNIVERSAL

Ante una obra de Cruz-Díez lo que se ve, la mancha de color amarillo por ejemplo, no existe en el soporte, puede ser resultado de muchas variantes que él ha investigado y explorado, un color virtual que se modifica al caminar, o por cierta luz.

La investigación, las teorías del color y complejos y precisos métodos de trabajo son propios de la obra de Cruz-Díez (Caracas, 1923), un artista de 89 años que salió de Venezuela hacia 1960 y que vive y trabaja entre París y Panamá.

Con su familia alrededor en sus talleres -idea que remite a una forma de trabajo renacentista- él es autor de una prolífica obra que llevó a sus últimas consecuencias el cuestionamiento a la pintura lo que dio como resultado nuevas teorías, soportes y maneras de vivir el arte.

En esa nueva propuesta el espectador, el espacio, las condiciones de luz son determinantes del resultado, de la experiencia.

El arte de Cruz-Díez está en el país para una retrospectiva con 120 piezas que se inaugura el sábado en el Museo Universitario de Arte Contemporáneo de la UNAM.

Una situación y una experiencia

La exposición es el resultado de un proyecto de investigación de más de cinco años, explica Ramírez (curadora de la muestra y de Arte Latinoamericano en el Museum of Fine Arts de Houston, institución que organiza junto con la Cruz-Diez Foundation esta exposición, que concluye en el MUAC su itinerancia por América Latina.

La exhibición Carlos Cruz-Diez: El color en el espacio y el tiempo es una retrospectiva porque da cuenta de las etapas de su trabajo, cronológica pero sobre todo dedicada a mostrar el proceso de hallazgos con el color y el espacio por parte de este artista franco-venezolano que ha dicho que el arte no es para un recinto museístico, sino que tiene que ser parte de la vida diaria de los individuos, porque el arte es una posibilidad de entender y relacionarse con el mundo de una manera más sensible.

“Durante 60 años su preocupación ha sido el color -afirma la curadora-. Es uno de los pocos creadores en la segunda mitad del siglo XX que trabajaron persistentemente el color, como también Helio Oiticica y Donald Judd.

La exposición contiene obras realizadas desde 1940 hasta hoy: pinturas, dibujos, serigrafías, estructuras y ambientes cromáticos, esculturas, maquetas, parte de su taller y un video sobre cómo muchos de sus proyectos integran arquitectura, arte y espacio público. Tres obras fueron realizadas según las características del recinto donde se exhiben.

“Toda la exposición está pensada desde el punto de vista del proceso, cómo va trabajando el color desde el soporte bidimensional hasta que lo libera en el espacio”.

La muestra parte de ejemplos de obras figurativas, hasta la creación de la primera fisicromía. Estas fisicromías tienen etapas y variaciones -colores aditivos, inducciones cromáticas, la transcromía, cromosaturación- , de acuerdo con nuevos materiales e investigaciones. “Cruz-Díez establece que el color es una situación porque el color tiene inestabilidad, una parte de sus principios es que no es una cosa fija.”

Mari Carmen Ramírez y Daniel Garza Usabiaga conversarán sobre la propuesta de Cruz-Diez el viernes 26 de octubre a las 12:00 horas en el auditorio del MUAC, entrada libre.

Source : www.eluniversal.com.mx - Sonia Sierra

Retour au menu Précédent Suivant
Rechercher
Mot clé
RestaurerRechercher