n-a
La cromoestructura de Obarrio
El Venezolano de Panamá - Luis Lorenzo

(03.12.2015)

Toda persona que ha pasado esta última semana por Obarrio –exactamente entre la intersección entre la Av. Samuel Lewis y la Calle 59–, se ha topado con un patrón de colores que ya no solo resultan reconocibles para los venezolanos en el Istmo, sino también para los panameños.

Estamos hablando del maestro venezolano Carlos Cruz-Diez, quien en su más reciente intervención artística pública ha colaborado con el arquitecto Fernando de León para desarrollar una cromoestructura de colores rojo, verde y azul para adosar la fachada del edificio Kenex Plaza.

“Cuando estaba haciendo el diseño conceptual de este edificio tuve en mente la idea de tener el color presente en la reja del área de estacionamiento”, explica de León sobre la combinación de factores que hicieron posible esta colaboración.

“Así que, aprovechando la estrecha relación con la familia Cruz-Diez y la profunda admiración que tengo hacia la obra del Maestro, le propuse esta idea y llegó con este planteamiento insuperable donde se combinó la buena voluntad entre el arquitecto, el artista, el cliente y la manufactura impecable del taller Articruz”.

El diseño de este edificio boutique destaca por sus tres cuerpos diferenciados: el primero con una fachada acristalada inclinada para el área de locales comerciales, el siguiente con un volumen suspendido para los tres niveles de estacionamiento y, por último, los ventanales de vidrio refractivo con incrustaciones de aluminio como el ala de un avión para el uso de oficinas.

Pero lo que eleva este trabajo a la categoría de nuevo ícono de la ciudad es el oficio de Cruz-Diez y la pericia de su taller, que con esta cromoestructura llega a su cuarta intervención en suelo panameño, entre los que se encuentra la reja perimetral del PH Aqualina en Punta Pacífica, los pasos peatonales del Parque Omar y las ambientaciones cromática en la Cinta Costera III.

“Al utilizar los colores del prisma con diferente saturaciones y por su emplazamiento geográfico, este patrón va a ofrecer múltiples soluciones cromáticas a través del día y la noche”, comenta Cruz-Diez, que, muy en la línea de su trabajo, busca crear lecturas sorpresivas e inéditas en el espectador, ya sean peatones, conductores o los mismos ocupantes del edificio, sin mencionar la carga icónica que pudiera darle a la ciudad.

De ahí el simpático comentario que compartió el Maestro durante la instalación de la obra, cuando le sugirió a De León instalar una parada de Metrobus frente al Kenex Plaza, para que cualquier persona se pudiera transportar fácilmente hasta el barrio, tomar fotografías del edificio y que se convirtiera en un nuevo referente de la urbe panameña.

Source: El Venezolano de Panamá - Luis Lorenzo

Back to index Previous Next
Search
Keyword
ResetSearch